Blog de la asignatura "Comunicació a la xarxa" de 4º de CAV.


Deja un comentario

Cómo usamos Twitter

Twitter nos permite comportarnos como queramos. Podemos mostrar nuestra personalidad de diferentes maneras dependiendo a quien nos dirijamos, haciendo bromas, interactuando con los demás, compartiendo una imagen… siempre que no sobrepasemos los famosos 140 caracteres. No es posible no mostrar como somos: esta noticia muestra que es posible conocer nuestra personalidad analizando 200 tweets. ¿Por qué debería interesarnos que conozcan nuestra manera de ser a través de Twitter? Esto ayuda a las compañías a realizar sus campañas de marketing en la red, ya que de esa manera pueden saber a través de lo que twitteamos qué nos interesa.

Por otro lado, podemos usar Twitter en nuestro beneficio. Este artículo muestra cinco usos de la red de microblogging en nuestra vida cotidiana que nos pueden ser muy útiles, como por ejemplo aclarar nuestras dudas sobre un tema en concreto o seguir una conferencia (un claro ejemplo de esto es el seguimiento de la Key notes de Apple). Aunque quizá, uno de los usos más importantes en la actualidad y que influye directamente en la manera de comportarnos en Twitter es, precisamente, buscar trabajo. Esta entrada es una breve guía sobre cómo puedes encontrar oportunidades laborales en Twitter.

Twitter, como red social, es un buen lugar para relacionarnos con nuestras amistades o, quizá, hacer nuevos amigos. ¿Cómo podemos romper el hielo? Este artículo nos enseña algunas maneras para empezar una conversación en Twitter, especialmente útil si pretendemos ampliar nuestros contactos, ya sea porque buscamos trabajo, queremos hacer amigos o trabajamos como community managers y queremos dinamizar nuestra comunidad. Sobre esto último, el simple hecho de empezar abrir un tema de debate es más complejo. Esta página ofrece algunos consejos sobre cómo aportar personalidad a una marca, uno de los logros principales que debería tener una empresa con cuenta en Twitter.

glosariotwitterSea el que sea el uso que le demos a Twitter, tenemos que tener en cuenta que siempre nos estamos dirigiendo a personas que están detrás de un ordenador, móvil o tablet. Algunas prácticas en la red de microblogging resultan molestas para algunos usuarios y pueden llegar a desencadenar en un mal entendido. Por ejemplo, un usuario que #escriba #así #todos #sus #tweets estaría cometiendo un error. Aunque no hay nada escrito sobre hagshtags, hay una serie de recomendaciones sobre ellos. La gramática es, a veces, también muy importante pero difícil de controlar, sobre todo si twitteamos rápido y con un móvil. New York Times alerta de movimientos en twitter en contra de los errores gramaticales que ya le han costado a alguna celebridad y político críticas de sus seguidores. Por último, Caitlin Kelly publica una guía de uso de la red social que no solo se cierra al uso de las diferentes herramientas de la red, sino también al trato personal que podemos tener con el resto de usuarios. Subtweet, como ella lo llama es el hecho de hablar sobre un usuario de Twitter sin hacerlo a través de una mención. Esto es interpretado como si fuera de Internet habláramos a las espaldas de una persona.

En definitiva, Twitter es una red social muy completa que nos permite desde comunicarnos con nuestros amigos hasta conseguir un trabajo. Como herramienta comunicativa, cuando la usamos mostramos nuestras opiniones y, al fin y al cabo, nuestra personalidad a través de ellos. En el momento que entramos en una comunidad, nos exponemos a la crítica y las normas, tanto impuestas o no, de esta comunidad como es en el caso de Twitter las practicas molestas para otros usuarios, como saturar un tweet de hashtags inútiles.


Deja un comentario

La intimidad en los medios: el ciberacoso

El ciberacoso es espiar o acosar a una persona, un grupo o una organización a través de Internet (y especialmente a través de las redes sociales) según la Wikipedia. Las situaciones de acoso más habituales son las falsas acusaciones, el seguimiento de las actividades que realiza una persona en la red, el envío de virus al ordenador de una víctima, la suplantación de identidad y concertar una cita con otra persona a través de engaños.

Los niños son una de los segmentos de la población más vulnerables al acoso en la red. Según el Daily Mirror, 5,4 millones de niños son víctimas potenciales en el Reino Unido. El estudio también apunta que el acoso se da a través de Facebook, Twitter y Ask.fm en la mayoría de casos. Un ejemplo de consecuencias fatídicas sobre el acoso de la red es el caso de Hannah, una joven inglesa que se suicidó después de meses usando Ask.fm. Este sitio web tiene un funcionamiento muy sencillo: los usuarios se registran y reciben preguntas de otros usuarios a las que tienen que responder. Estas preguntas pueden proceder de amigos o de usuarios anónimos. Hannah recibió preguntas de mal gusto y con insultos, que la llevaron a quitarse su vida. Padres y profesores piden más medidas se seguridad para evitar estos casos. Aunque a Hannah se le prohibió entrar al portal, la joven burló las órdenes y se abrió en secreto un nuevo perfil de Facebook para poder acceder. En este enlace encontramos una serie de consejos para evitar y denunciar estos casos, entre ellos: realizar una captura de pantalla de todos los mensajes abusivos que recibamos, reportar cualquier actividad de abuso a la policía, y establecer un control parental sobre los sitios web donde actividades de acoso se puedan producir de manera potencial.

Los niños no son los únicos que sufren acoso en la red. Los adultos también están expuestos a sufrir el acoso por parte de otras

personas. Recientemente, ha salido a la luz el caso del Proyecto Pilla Pilla: un grupo de jóvenes se citaba con homosexuales a través de Internet para coaccionaros y grabarlos para, posteriormente, difundir los vídeos a través de Youtube y Facebook. Abcnews publica una lista de consejos para evitarlos y en todo el mundo se han creado unidades policiales que buscan e investigan estos casos en la red, como podemos ver en este enlace del FBI. En España también existe una unidad así que se dedica a investigar el acoso y el fraude en Internet.

 


Deja un comentario

Los haters de Justin Bieber

Es indudable que Justin Bieber es un cantante de éxito con una fiel legión de seguidores. Éstos han recibido recientemente una mala noticia, pues su ídolo ha decidido retirarse momentáneamente del mundo de la música a causa de la presión que ejercen los medios de comunicación sobre él. La noticia fue anunciada por él mismo a través de su cuenta de Twitter y la red se llenó de comentarios de tristeza pero también de alegría.

Hablamos de los llamados haters de Justin Bieber, que según Urban Dictionary se definen como personas con sentido común, con un gusto musical exquisito. Esta solo es una de muchas otras definiciones.

Este tema nos hace reflexionar sobre los estereotipos en la red. Del mismo modo que los haters de Bieber se definen de ese modo, ellos definen a los fans del cantante llamados beliebers de una manera también estereotipada, como un grupo de jóvenes (la mayoría chicas), obsesionadas con el cantante y sin ningún tipo de gusto musical más allá de él. Elite Daily recoge una serie de momentos protagonizados por los fans, que van desde un ataque a Justin Bieber hasta el montaje fotográfico de una fan que simuló haberse cortado las venas por él.

Montaje fotográfico de una belieber

Montaje fotográfico de una belieber

La definición de un belieber cambia si acudimos directamente a ellos mismos. La Wikia de Justin Bieber los define como una comunidad mayoritariamente formada por chicas preadolescentes que se apoyan mutuamente y apoyan al cantante en todas sus decisiones. Habitualmente, estas fans utilizan las redes sociales para mostrar su apoyo y enviar mensajes a su ídolo, sobre todo a través de Twitter.

Los enfrentamientos entre haters y beliebers son muy habituales en la red. Unos y otros discuten sobre la música que Justin Bieber hace, sobre la calidad de sus canciones y otros aspectos más privados del cantante, por ejemplo, si es homosexual o no. Hace unos años un vídeo de una bieber causó mucho revuelo en Internet. En el una chica defendía al cantante, la calidad de su música y llamaba envidiosos a todos aquellos que le insultaran. También provocó la ira de los haters de Justin al decir que géneros musicales como el heavy metal no le parecían música.

Este fenómeno nos hacer notar cómo Internet permite formar comunidades y como surge el conflicto entre ellas. ¿Son todos los haters o anti-biebers amantes de la música clásica? ¿Son todas las biebers preadolescentes inconscientes capaces de cometer una atrocidad por su ídolo? Probablemente, no: simplemente nos dejamos llevar por prejuicios y estereotipos.